Este sitio utiliza cookies técnicas, analíticas y de terceros.
Al continuar navegando, acepta el uso de cookies.

Preferencias cookies

Repatriación de inscriptos en AIRE

Los ciudadanos inscritos en A.I.R.E. que regresen definitivamente a Italia, deberán presentarse en el municipio donde hayan decidido establecerse para declarar su nuevo domicilio. En la misma fecha el municipio procederá a la baja en el A.I.R.E. y a la inscripción simultánea en el A.P.R. (Registro de Población Residente). Es responsabilidad del municipio comunicar oficialmente la fecha efectiva de la repatriación al consulado de origen, el cual dejará constancia de la misma en sus archivos consulares.

Según la legislación vigente, la oficina consular es competente para transmitir al municipio italiano las declaraciones presentadas por los ciudadanos residentes en la circunscripción consular únicamente en relación con la expatriación y la residencia en el extranjero, pero no en relación con la repatriación (DL 71/2011, art. 9, Registro de italianos residentes en el extranjero – A.I.R.E.). Sobre la base de los datos contenidos en el registro consular (art. 8 del DL 71/2011), la oficina consular de la circunscripción de inmigración o de residencia deberá transmitir al municipio italiano competente los datos exigidos por la legislación en materia de registro de residentes italianos en el extranjero (A.I.R.E.). Los datos se refieren a las declaraciones presentadas por ciudadanos italianos que trasladan su residencia de un municipio italiano al extranjero, o a las relativas a la residencia en el extranjero, como el cambio de residencia o de domicilio en el extranjero.

La Ley 470/88 (art. 4.1, letra a) y 5.1) y el Decreto Presidencial 223/1989 (art. 13) indican que es competencia de los funcionarios del registro civil del municipio la recolección de las declaraciones (dichiarazioni anagrafiche) de los ciudadanos italianos que se trasladan desde el extranjero, para proceder a su eliminación de los registros en el extranjero y a su comunicación a las oficinas consulares correspondientes.

La oficina consular no es responsable de recibir las declaraciones de repatriación que deben enviarse a los municipios de Italia. Es obligatorio que el compatriota presente las declaraciones en el municipio italiano.

La baja del A.I.R.E. por repatriación, con la consecuente actualización del registro consular, sólo puede tener lugar tras la confirmación de la inscripción del ciudadano en el A.P.R. por parte del municipio italiano, que restablece la residencia y la inscripción en el padrón electoral en el territorio de la República Italiana y lo comunica a la oficina consular.

Si la sede consular tiene información de que el ciudadano italiano registrado en su circunscripción consular ha abandonado el territorio, a falta de confirmación de repatriación del mismo, por parte del municipio italiano, y de inscripción en el A.P.R., deberá proceder con la eliminación por paradero desconocido (irreperibilità), luego de verificar que el domicilio no esté actualizado.